Te lo agradezco.

-... gracias, gracias por enseñarme el lado bueno de las cosas, por quererme tanto, por abrirme los ojos, por mantenerme a flote en los días ahogados en lágrimas. Gracias por decirme que no, por decirme la verdad, por evitar que me de bruces con el suelo, por hacerte un hueco en mi vida y por formar parte de esta aventura. Gracias por enseñarme a querer tanto a una persona, por tener siempre tiempo para mí, por querer quedarte a mi lado. Gracias por dar tanto de ti sin esperar nada a cambio, por ser mi apoyo, por creer en mí, gracias por haber escarbado cada rincón de mi cuerpo y por conocerme. Gracias por la insistencia, por ser pesada, por ser una plasta y una infantil. Gracias por todos los momentos que hemos vivido juntos y por los que viviremos, gracias por devolverme la sonrisa, por confiar en mí. Gracias por ser tan buena persona, por hacer que te confiara mi vida, por quererme tal y como soy. Gracias por secarme las lágrimas, por dejarme aprender de ti y por levantarme en los días grises. Gracias y por si no te ha quedado claro, muchas gracias porque este mundo tiene suerte de que formes parte de él no lo dudes nunca, haces que me sienta la persona más afortunada del mundo por permitirme tenerte en mi vida.-